Patricia Abajo Blanco - Relleno dérmico con Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un polisacárido natural, elemento estructural importante, que se encuentra de forma natural en nuestro organismo y es el encargado de hidratar y crear volumen en la piel.

A medida que vamos cumpliendo años, especialmente a partir de los 35 años, la presencia de ácido hialurónico en nuestro organismo disminuye considerablemente y disminuye la capacidad de producirlo. Esto se traduce en:

  • Pérdida de hidratación, volumen y firmeza
  • Aparición de arrugas
  • Adelgazamiento de ciertas zonas del rostro
  • Envejecimiento

El ácido hialurónico tiene una gran variedad de aplicaciones médicas y su origen no animal garantiza su total integración en el tejido dérmico y la ausencia de rechazo. El ácido hialurónico para rellenos dérmicos tiene prácticamente la misma estructura que se encuentra en nuestro organismo y gracias a esta cualidad se integra de forma natural en la piel.

La técnica de aplicación es rápida, sencilla y segura. Se puede aplicar una hora antes una crema anestésica para minimizar las molestias si bien gran parte de los productos llevan ya un anestésico local asociado que adormece la zona a medida que se realiza el tratamiento.

El ácido hialurónico reticulado se inyecta en la zona a corregir y tras la infiltración el paciente puede retomar su actividad normal.

Ventajas del ácido hialurónico frente a otros materiales de relleno

  • Es biocompatible
  • Es duradero
  • Resultados persistentes hasta la total degradación del producto
  • Es reversible
  • No necesita test de prueba previo
  • Su origen no animal elimina el riesgo de alergias y de transmisión de enfermedades vinculadas a otras especies
  • Se integra de forma natural en el tejido dérmico
  • Satisfacción inmediata del paciente
  • Precio competitivo

Aplicaciones del ácido hialurónico en Dermatología estética

  • Rejuvenecimiento facial a través del relleno de arrugas (surco naso-labial, código de barras del labio, entrecejo, etc)
  • Hidratación y aumento de volumen de labios y/o definición del borde labial
  • Aumento de volumen de pómulos
  • Corrección del mentón
  • Corrección del lóbulo de la oreja. Reconstrucción del orificio del pendiente
  • Relleno de cicatrices de acné
  • Relleno de atrofias y corrección de asimetrías faciales
  • Corrección de la nariz. Rinoplastia no quirúrgica
  • Mesoterapia de cara, cuello, escote y dorso de manos. Luminosidad, tensión e hidratación
  • Lifting no quirúrgico: rellenos dérmicos profundos de ácido hialurónico para modelar y rejuvenecer el rostro

Se ha diseñado para proporcionar un efecto lifting en pacientes que han perdido volumen o bien desean una mejora estructural con el fin de acentuar determinados rasgos faciales.