Patricia Abajo Blanco - Rejuvenecimiento genital

El ácido hialurónico se ha incorporado al “antiaging íntimo” y al rejuvenecimiento genital para recuperar la elasticidad, la hidratación y el aspecto de la zona genital.

Diferentes motivos pueden causar sequedad vaginal o atrofia vulvo-vaginal. Es un proceso que no siempre va relacionado con el paso del tiempo ya que hay fármacos que pueden provocarla a cualquier edad como el tamoxifeno (tratamiento complementario en el cáncer de mama), los anticonceptivos orales de baja dosis, la isotretinoina (tratamiento del acné) y algunos antidepresivos entre otros.

La premenopausia y la menopausia son la principal causa de sequedad vaginal por la disminución de estrógenos en el organismo. En algunos casos ésta puede ser precoz y en ocasiones puede ser quirúrgica consecuencia de la extirpación de los ovarios. Como consecuencia de esta sequedad la paciente va a presentar irritación, tirantez, molestias, picor, dolor e incluso sangrado con las relaciones sexuales y una mayor facilidad para desarrollar infecciones.

Tratamiento de la disfunción vulvo-vaginal.

Rehidratando, bioestimulando y retonificando con este ácido hialurónico el introito y las paredes vaginales mejora de forma sorprendente esta sintomatología recuperando el confort de la zona íntima. Así mismo con este producto recuperamos el tejido y aumentamos el volumen de los labios mayores de la vulva en caso de que exista una atrofia grasa de los mismos. Recreamos los dos labios mayores regulares de igual tamaño y volumen para proteger la vulva y reducir de esta manera rozaduras y el riesgo de infecciones. Otra lesión que puede beneficiarse de este tratamiento es la cicatriz dolorosa de la episiotomía y lesiones de liquen escleroso y atrófico.

Se trata de un ácido hialurónico específico para la zona genital (Desirial® y Desirial Plus®) que consigue una elasticidad y viscosidad óptimas en esta zona. El tratamiento se realiza en la consulta en unos 30 minutos y es un proceso indoloro ya que previamente se aplica una crema o espray anestésico. La recuperación es inmediata y no requiere baja laboral. La duración de los efectos es variable recomendándose un nuevo tratamiento después de 6-12 meses según cada caso.

Recomendaciones antes del tratamiento

  • No tomar aspirinas, antiinflamatorios, anticoagulantes y vitamina C la semana anterior al tratamiento
  • No rasurar la zona los días previos, mejor rebajar el vello el día del tratamiento

Recomendaciones tras el tratamiento

  • Evitar baños, mejor ducha en los días posteriores
  • Evitar lugares húmedos y concurridos como gimnasios, piscinas, balnearios, jacuzzis, etc. durante 10 días
  • Evitar relaciones sexuales durante 5 días
  • Evitar algunos días actividades que generen presión en la zona como ciclismo, equitación, etc.