Patricia Abajo Blanco - Plasma rico en plaquetas

Plasma rico en plaquetas (PRP)

La experiencia en odontología, traumatología, cirugía maxilofacial, oftalmología y cirugía plástica y reparadora pone en evidencia desde hace años la eficacia del tratamiento con plasma rico en plaquetas (PRP) cuando se trata de favorecer la renovación, reparación y regeneración de los tejidos.

El PRP es un tratamiento ambulatorio, realizado en la consulta, que consiste en la extracción inicial de una pequeña cantidad de sangre al paciente que posteriormente se centrifuga para obtener la fracción de plasma rica en plaquetas. Dicha parte del plasma rica en plaquetas y por lo tanto rica en factores de crecimiento será posteriormente infiltrada como mesoterapia en la zona del paciente que queremos regenerar.

Previamente se aplica en esa zona una crema anestésica para minimizar las molestias. Es un tratamiento personalizado y natural, ya que se obtiene del propio individuo, y así mismo seguro, sin complicaciones ni reacciones posteriores.

Las principales indicaciones dermatológicas son la bioestimulación en el envejecimiento, la regeneración folicular en algunos tipos de alopecia, la reestructuración cutánea en arrugas, cicatrices y fibrosis, la acción pro-cicatrizante en quemaduras y heridas recientes, la antiinflamatoria y bacteriostática post-abrasión (láser, peeling) y la angiogénica en úlceras y fístulas.

Rejuvenecimiento con plasma rico en plaquetas

Los factores de crecimiento estimulan la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico. De esta manera el PRP es un tratamiento ideal que amplía nuestro arsenal terapéutico cuando se trata de rejuvenecimiento facial y prevención del envejecimiento. Los efectos pueden apreciarse en las primeras semanas tras el tratamiento.

Obtenemos muy buenos resultados en aumentar la firmeza de la piel, la atenuación de arrugas, mejorar la elasticidad y minimizar manchas y cicatrices. La piel adquiere un aspecto más joven, más luminoso, terso e hidratado. Es especialmente útil en las arrugas del párpado inferior donde disponemos de menos tratamientos efectivos libres de efectos secundarios.

Se recomiendan tres sesiones los tres primeros meses y posteriormente la pauta se individualiza en función de las necesidades. Tras la infiltración la recuperación es inmediata incorporándose el paciente a su vida normal. Pueden aparecer pequeños enrojecimientos temporales que se camuflan fácilmente con cosméticos.

El PRP es un tratamiento médico que puede combinarse con cualquier otra técnica de rejuvenecimiento facial potenciándose los resultados, o realizarse de forma aislada.

Alopecia y tratamiento con plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas estimula los folículos pilosos favoreciendo su crecimiento y proliferación siendo útil en el tratamiento de la alopecia areata y la alopecia androgenética. También se realiza con éxito en los trasplantes capilares para aumentar la supervivencia de los injertos y acelerar la cicatrización tras la intervención.

La técnica es similar a la expuesta anteriormente variando únicamente la zona de mesoterapia. En el caso de la alopecia androgenética se recomienda una sesión mensual durante tres meses, dos sesiones cada tres meses y posteriormente cada cuatro-seis meses. A las pocas semanas se nota una reducción en la caída de pelo y un aumento en la densidad y grosor del mismo.

El PRP se establece como tratamiento complementario a otros tratamientos clásicos como el minoxidil y/o finasterida y en casos en los que exista una contraindicación para su uso.